Purificar un adn cambia su secuencia

Purificar un adn cambia su secuencia

Ver más

Escherichia coli es uno de los organismos de elección para la producción de proteínas recombinantes. Su uso como fábrica celular está bien establecido y se ha convertido en la plataforma de expresión más popular. Por esta razón, hay muchas herramientas moleculares y protocolos a mano para la producción de alto nivel de proteínas heterólogas, como un vasto catálogo de plásmidos de expresión, un gran número de cepas de ingeniería y muchas estrategias de cultivo. Revisamos los diferentes enfoques para la síntesis de proteínas recombinantes en E. coli y discutimos los avances recientes en este campo en constante crecimiento.
No cabe duda de que la producción de proteínas recombinantes en sistemas microbianos ha revolucionado la bioquímica. Los días en los que se necesitaban kilogramos de tejidos animales y vegetales o grandes volúmenes de fluidos biológicos para la purificación de pequeñas cantidades de una determinada proteína prácticamente han desaparecido. Todo investigador que se embarca en un nuevo proyecto que necesitará una proteína purificada piensa inmediatamente en cómo obtenerla en forma recombinante. La capacidad de expresar y purificar la proteína recombinante deseada en una gran cantidad permite su caracterización bioquímica, su uso en procesos industriales y el desarrollo de productos comerciales.

Comentarios

IntroducciónEl ADN mitocondrial (ADNmt) de los mamíferos tiene una alta tasa de mutación y se hereda de forma no mendeliana sólo de la madre [1,2]. Aunque hay informes sobre la recombinación mitocondrial en los mamíferos, se cree que es bastante rara, y actualmente no se sabe si este fenómeno tendría una frecuencia suficiente para dejar una firma en la población [3-6]. Este modo de transmisión asexual debería dejar el genoma mitocondrial vulnerable a la fusión mutacional por el trinquete de Muller, un proceso que conduce a la acumulación de mutaciones deletéreas en linajes asexuales no recombinantes. El fenómeno del cuello de botella, que se propuso por primera vez tras la observación de la rápida fijación de las variantes del ADN mitocondrial en las vacas Holstein [7,8], permite una rápida exposición de las variantes del ADNmt a la selección a nivel del individuo [9], y puede por tanto, a nivel de la población, proteger contra la fusión mutacional.
En un intento de dilucidar los mecanismos de segregación del ADNmt de los mamíferos en la línea germinal, varios grupos generaron cepas de ratones transmitocondriales que portaban dos secuencias distintas de ADNmt (una condición conocida como heteroplasmia). Estos ratones transmitochondriales se generan mediante fusiones de embriones y citoplastos y presentan patrones de segregación en la línea germinal que pueden explicarse por la deriva aleatoria [31-34]. Sin embargo, los patrones de segregación específicos de tejido dentro de la descendencia implican fuertes interacciones nucleares-mitocondriales y sugieren que existen mecanismos moleculares que podrían permitir una fuerte selección de variantes mitocondriales dentro de la descendencia [33,35-37]. Lamentablemente, las complejidades técnicas de las tecnologías transmitocondriales han limitado mucho su uso por parte de los grupos de investigación, y hasta ahora sólo se han investigado unas pocas variantes de secuencia.

Inversión cromoso…

ResumenLa decodificación precisa de la variación del ácido nucleico es fundamental para comprender la complejidad y la regulación de la función del genoma. Aquí utilizamos una plataforma de pinzas magnéticas (MT) de una sola molécula para identificar la variación de la secuencia y mapear una gama de importantes modificaciones de bases epigenéticas con alta sensibilidad, especificidad y precisión en las mismas moléculas individuales de ADN o ARN. También hemos desarrollado una estrategia de enriquecimiento CRISPR-Cas altamente específica y sin amplificación para aislar regiones genómicas del ADN nativo. Demostramos el enriquecimiento del ADN tanto de E. coli como del 5’UTR de FMR1 procedente de células derivadas de un portador de X frágil. A partir de estas moléculas enriquecidas de un kilobase pudimos caracterizar los niveles diferenciales de modificaciones de bases de adenina y citosina en E. coli, y la longitud de expansión de la repetición y el estado de metilación de FMR1. En conjunto, estos resultados demuestran que nuestra plataforma puede detectar una variedad de cambios genéticos, epigenéticos y de modificación de bases de forma concomitante dentro de las mismas moléculas individuales.

¿se pueden evitar las mutaciones genéticas?

pueden clasificarse como mutaciones somáticas. La palabra somática procede del griego soma, que significa «cuerpo», y las mutaciones somáticas sólo afectan al cuerpo del organismo actual. Desde una perspectiva evolutiva, las mutaciones somáticas
propiedad fundamental de un individuo, como la capacidad de supervivencia. Por ejemplo, el cáncer es una potente mutación somática que afectará a la supervivencia de un organismo. Como enfoque diferente, la teoría evolutiva es
Una sola mutación puede tener un gran efecto, pero en muchos casos, el cambio evolutivo se basa en la acumulación de muchas mutaciones con efectos pequeños. Los efectos de las mutaciones pueden ser beneficiosos, perjudiciales o neutros, dependiendo de su contexto o ubicación. La mayoría de las mutaciones no neutrales son deletéreas. En general, cuantos más pares de bases se vean afectados por una mutación, mayor será el efecto de la misma y la probabilidad de que sea deletérea.
Para comprender mejor el impacto de las mutaciones, los investigadores han empezado a estimar distribuciones de efectos mutacionales (DME) que cuantifican cuántas mutaciones se producen con qué efecto sobre una propiedad determinada de un sistema biológico. En los estudios evolutivos, la propiedad de interés es la aptitud, pero en la biología de sistemas moleculares también pueden interesar otras propiedades emergentes. Es extraordinariamente difícil obtener información fiable sobre los EMD, porque los efectos correspondientes abarcan muchos órdenes de magnitud, desde letales hasta neutros o ventajosos; además, muchos factores de confusión suelen complicar estos análisis. Para complicar aún más las cosas, muchas mutaciones también interactúan entre sí para alterar sus efectos; este fenómeno se denomina epistasis. Sin embargo, a pesar de todas estas incertidumbres, trabajos recientes han indicado repetidamente que la inmensa mayoría de las mutaciones tienen efectos muy pequeños (Figura 1; Eyre-Walker y Keightley, 2007). Por supuesto, es necesario trabajar mucho más para obtener información más detallada sobre los EMD, que son una propiedad fundamental que rige la evolución de todo sistema biológico.

Entradas relacionadas