Asignificado de purificar el corazon

Asignificado de purificar el corazon

Asignificado de purificar el corazon online

El taoísmo impregna la cultura y la lengua chinas, afectando profundamente a todos los aspectos de la sociedad. Al carecer de saturación en esta sabiduría cultural, los estudiantes no chinos de Daoísmo se enfrentan al reto de abrirse a las sutiles influencias imbricadas en la lengua y las formas culturales chinas sin prejuicios, y asimilarlas. Al no haber estado saturados y rodeados de influencias taoístas toda su vida, los estudiantes extranjeros tienen la oportunidad de asimilar y explorar estos paradigmas con ojos frescos.
Estar abierto a recibir la energía celestial permite aumentar la vibración de nuestro ser. Este aumento de la vibración activa la virtud prenatal. La virtud es la manifestación del dantian medio 丹田, nuestra herencia innata de integridad, dignidad, sabiduría, compasión, etc. Estas son las virtudes del ser.
Al ser innatas, las virtudes prenatales están siempre presentes como potencial. Su manifestación se descubre y aumenta cuando se cultivan. Permaneciendo en la virtud, la energía fluye a medida que nuestra relación con el karma pasado, nuestros padres, la sociedad y el entorno se «transforman sin cesar».

Resumen de la purificación del corazón

Uno de los primeros pasos para adquirir un buen carácter, que constituye la personalidad islámica de uno, es refinar el nafs[1] y purificar el corazón. Esta purificación y refinamiento es también el factor más definitivo para determinar si el asunto final de uno será la desgracia o la felicidad.
Para refinar el nafs y purificar el corazón, hay que someterse en primer lugar a la voluntad divina y luchar para resistir la codicia de los apetitos y otros comportamientos desagradables. Todo creyente debe ser capaz de percibir sus propios defectos, fallas, debilidades y la nada e ignorancia frente a la grandeza, el poder y la perfección de su Señor. Deben orientar sus acciones como resultado de esta percepción. En el caso de que esto pueda hacerse con éxito, el nafs puede llegar a un estado aceptable, librándose de sus rasgos censurables, que en el Corán se menciona como «el yo que manda a los actos malos»[2].
Luchar por refinar el propio nafs y emprender este camino con un esfuerzo sincero se considera el ‘mayor yihad’, por su importancia y grado de dificultad. Esta es la expresión que el Mensajero de Alá (saws) utilizó cuando regresaron de la difícil batalla de Tabuk. En esta batalla, los Compañeros habían recorrido miles de kilómetros antes de volver a casa. Soportaron el hambre y la sed, entre otras dificultades. Sus cabellos y barbas se desordenaron y su piel se pegó a sus huesos debido al hambre. Mientras se encontraban en este estado, el Profeta dijo a sus Compañeros:

Purificación del libro del corazón por hamza yusuf

El corazón es como el agua lúcida. Pero una vez enturbiada con malas acciones y pecados se vuelve turbia. Entonces es necesario destilarlo, para que muestre las perlas de la espiritualidad y las luces de la verdad en su fondo.
El objetivo del Islam es elevar a los seres humanos de elegancia y madurez, conscientes de ser siervos de Alá, gloria a Él. La realización de este objetivo depende enteramente de la toma de conciencia de lo que es ser un siervo del Todopoderoso, en el sentido más verdadero de la palabra. Alcanzar las alturas de la espiritualidad a través de la maduración sólo es posible en el grado de excitación sublime, temor divino y agitación que se siente en lo profundo del corazón.
El corazón es nuestro centro físico y espiritual. Desempeña un papel vital en el mantenimiento de nuestra existencia física. Más de cuatro segundos de retraso en el bombeo de la cantidad necesaria de sangre fresca a una célula suponen el fin de su vida; y lo mismo ocurre con los miles de millones de otras células que habitan en nuestro cuerpo.
Al desempeñar un papel tan importante en nuestra existencia física, el corazón es también una joya espiritual, el punto central del poder y la capacidad de percepción espiritual. En este sentido, el corazón es prácticamente el rey del reino que es el cuerpo, tanto física como espiritualmente, de manera que incluso el cerebro, un centro de pensamiento, produce ideas sólo a la sombra de las emociones que emanan del corazón. Esto significa que, gracias a la capacidad de percepción espiritual que posee, el corazón domina todos los órganos, incluida la mente. Ante un ataque de pánico, las manos comienzan a temblar y los latidos del corazón aumentan. El modo en que los sentimientos de compasión, ira o amor motivados externamente influyen por sí solos en la fuerza de voluntad, los pensamientos y, en consecuencia, el comportamiento, se observa vívidamente en todos los modos de comportamiento humano.

Purificación del corazón

Nuestra campaña «Corazones Hermosos» tiene como objetivo dar a la gente la oportunidad de purificar y limpiar sus corazones y acercarlos a la casa de Alá.De las personas a las que se les concederá la sombra bajo el trono de Alá (SWT) en un día en el que no habrá más sombra que la suya, es alguien cuyo corazón está apegado a las mezquitas.
La salvación de un musulmán depende de la purificación del alma del corazón de los vicios y de adornar el corazón con virtudes. La purificación se consigue realizando súplicas sinceras, oraciones y actos de caridad hacia los demás. Debemos recordar que seremos juzgados el Día de la Resurrección según la pureza de nuestros corazones y la rectitud de nuestras obras.
Hermosos corazones trabajando juntosCuando las comunidades se unen pueden hacer cosas asombrosas, por eso te damos la oportunidad de acercarte a la casa de Alá formando parte de su establecimiento. Estamos cerca de completar la construcción de nuestra nueva masyid y centro comunitario, pero necesitamos tu ayuda este Ramadán para lograrlo.

Entradas relacionadas