Hidroxido sirve para esterilizar

Hidroxido sirve para esterilizar

10 de formalina y 5 de fenol se utilizan para la desinfección de

¿Puede utilizarse el hidróxido de sodio (lejía o sosa cáustica) como desinfectante en un refugio o en otros entornos de animales? La Dra. Ellis señala que es corrosivo y no tiene propiedades detergentes. Ella recomienda el peróxido de hidrógeno acelerado como un desinfectante más seguro y rápido.
He estado leyendo su página web para obtener información sobre el parvovirus y qué agentes son eficaces para matarlo. Me he dado cuenta de que el hidróxido de sodio no está en la lista. Estoy investigando esto como una alternativa a la lejía para el suelo de goma en una escuela de adiestramiento de perros.
Estoy teniendo problemas para encontrar información fiable sobre este tema, así que agradecería cualquier idea que pueda tener sobre si es una opción razonable para la limpieza en este entorno (clases de cachorros, etc.).
No recomendamos el uso de hidróxido de sodio (también conocido como lejía o sosa cáustica) como producto de desinfección en un entorno animal. Algunos estudios muestran que el hidróxido de sodio podría ser eficaz para inactivar el parvovirus; sin embargo, su eficacia podría verse reducida por la presencia de materia orgánica. Por lo tanto, al igual que con la lejía, habría que limpiar todas las superficies con un detergente antes de utilizar este producto para que sea eficaz.

Hidróxido de sodio antibacteriano

Uno de los primeros pasos hacia la modernización de la esterilización fue dado por Nicolas Appert, quien descubrió que la aplicación de calor a fondo durante un periodo adecuado ralentizaba la descomposición de los alimentos y diversos líquidos, conservándolos para su consumo seguro durante más tiempo del habitual. El enlatado de alimentos es una extensión del mismo principio y ha contribuido a reducir las enfermedades de origen alimentario («intoxicación alimentaria»). Otros métodos de esterilización de alimentos son la irradiación de alimentos[3][4] y la alta presión (pascalización)[5].
Un proceso de esterilización de los alimentos es el tratamiento térmico. El tratamiento térmico hace que desaparezca la actividad bacteriana y enzimática, con lo que se reducen las posibilidades de que los alimentos sean de baja calidad y se mantiene la vida útil de los alimentos no perecederos. Un tipo específico de tratamiento térmico utilizado es la esterilización UHT (temperatura ultra alta). Este tipo de tratamiento térmico se centra en la esterilización a más de 100 grados Celsius. Dos tipos de esterilización UHT son la esterilización por calor húmedo y la esterilización por calor seco. Durante la esterilización por calor húmedo, las temperaturas que se utilizan varían entre 110 y 130 grados Celsius. La esterilización por calor húmedo dura entre 20 y 40 minutos, siendo el tiempo más corto cuanto mayor sea la temperatura. El uso de la esterilización por calor seco utiliza tiempos más largos de susceptibilidad que pueden durar hasta 2 horas y que utilizan temperaturas mucho más altas en comparación con la esterilización por calor húmedo. Estas temperaturas pueden oscilar entre 160 y 180 grados centígrados.

Cómo utilizar la formalina como desinfectante

Uno de los primeros pasos hacia la modernización de la esterilización fue dado por Nicolas Appert, quien descubrió que la aplicación de calor durante un periodo de tiempo adecuado ralentizaba la descomposición de los alimentos y diversos líquidos, conservándolos para su consumo seguro durante un tiempo más largo del habitual. El enlatado de alimentos es una extensión del mismo principio y ha contribuido a reducir las enfermedades de origen alimentario («intoxicación alimentaria»). Otros métodos de esterilización de alimentos son la irradiación de alimentos[3][4] y la alta presión (pascalización)[5].
Un proceso de esterilización de los alimentos es el tratamiento térmico. El tratamiento térmico hace que desaparezca la actividad bacteriana y enzimática, con lo que se reducen las posibilidades de que los alimentos sean de baja calidad y se mantiene la vida útil de los alimentos no perecederos. Un tipo específico de tratamiento térmico utilizado es la esterilización UHT (temperatura ultra alta). Este tipo de tratamiento térmico se centra en la esterilización a más de 100 grados Celsius. Dos tipos de esterilización UHT son la esterilización por calor húmedo y la esterilización por calor seco. Durante la esterilización por calor húmedo, las temperaturas que se utilizan varían entre 110 y 130 grados Celsius. La esterilización por calor húmedo dura entre 20 y 40 minutos, siendo el tiempo más corto cuanto mayor sea la temperatura. El uso de la esterilización por calor seco utiliza tiempos más largos de susceptibilidad que pueden durar hasta 2 horas y que utilizan temperaturas mucho más altas en comparación con la esterilización por calor húmedo. Estas temperaturas pueden oscilar entre 160 y 180 grados centígrados.

¿el hidróxido de sodio mata las bacterias?

El glutaraldehído, que se vende bajo la marca Cidex y Glutaral entre otras, es un desinfectante, medicamento, conservante y fijador[3][4][5][6] Como desinfectante, se utiliza para esterilizar instrumentos quirúrgicos y otras áreas de los hospitales[3] Como medicamento, se utiliza para tratar las verrugas en la planta de los pies[4] El glutaraldehído se aplica en forma de líquido[3].
Los efectos secundarios incluyen la irritación de la piel[4]. Si se expone a grandes cantidades, pueden producirse náuseas, dolor de cabeza y dificultad para respirar[3]. Se recomienda el uso de equipos de protección, especialmente en altas concentraciones[3]. El glutaraldehído es eficaz contra una serie de microorganismos, incluidas las esporas[3][7].
El glutaraldehído se empezó a utilizar en medicina en los años 60.[9] Está en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud.[10] Hay otros usos comerciales, como el curtido de pieles.[11]
El glutaraldehído se utiliza en aplicaciones bioquímicas como reticulante homobifuncional reactivo a la amina y como fijador antes del SDS-PAGE, la tinción o la microscopía electrónica. Mata rápidamente a las células mediante la reticulación de sus proteínas. Suele emplearse solo o mezclado con formaldehído[13] como el primero de dos procesos de fijación para estabilizar especímenes como bacterias, material vegetal y células humanas. Un segundo procedimiento de fijación utiliza tetróxido de osmio para reticular y estabilizar los lípidos de las membranas de las células y los orgánulos. La fijación suele ir seguida de la deshidratación del tejido en etanol o acetona, seguida de la incrustación en una resina epoxi o acrílica[cita requerida].

Entradas relacionadas