Esterilizar para fermentar cerveza

Esterilizar para fermentar cerveza

Cómo esterilizar las botellas de plástico para elaborar cerveza

Aunque la mayoría de los nuevos cerveceros y destiladores caseros se entusiasman con la idea de poner a prueba su equipo y sus recetas de inmediato, también tienden a pasar por alto una de las partes más importantes del proceso de elaboración de cerveza: la limpieza y la desinfección.
Tenga en cuenta que no estamos aquí para hacer el papel de su madre (o de su pareja) diciéndole que limpie su habitación. Siéntete libre de apilar tus cosas donde quieras (aunque seguro que ayuda a reducir el desorden cuando tienes un práctico sistema de elaboración de cerveza en bolsa).
Recordemos que la fabricación de cerveza implica sustancias pegajosas y dulces que interactúan con la levadura para crear un alcohol burbujeante. Adivina quién más disfruta de ese mismo tipo de comidas: otras levaduras y bacterias que no has invitado a tu fiesta. Y al igual que los alborotadores, estas bacterias con nombres como Lactobacillus o Acetobacter crearán todo tipo de problemas en su cerveza, desde enturbiamiento y sabores desagradables hasta la posibilidad de generar suficiente presión para hacer estallar una botella.
Lo que desconcierta a la mayoría de los cerveceros novatos es que probablemente no sufrirán ninguna infección cuando utilicen equipos nuevos. Son los segundos, terceros y posteriores lotes de cerveza los que sufrirán si no te tomas este trabajo muy en serio, es decir, tienes que matar a todos esos bichos malos si quieres una cerveza deliciosa.

Hervir las botellas de cerveza para desinfectarlas

Esto puede arruinar muchas jornadas cerveceras, pero no tienes que preocuparte, queríamos hablar de algunas alternativas que puedes utilizar cuando no tengas a mano el limpiador sin aclarado Mr. La mayoría de estos son artículos que ya puedes tener en tu casa o algo que puedes conseguir muy rápidamente en cualquier tienda.
Puede utilizar lejía para desinfectar su equipo de elaboración de cerveza. La regla general es utilizar una tapa llena de lejía por cada galón de agua. Asegúrate de que la lejía no tenga perfume. Una lejía perfumada puede provocar olores y sabores extraños en su cerveza. Cuando utilice la lejía, deberá mezclar la solución de 1 tapón por 1 galón de agua y luego desinfectar como lo haría normalmente. La única diferencia es que deberá enjuagar el fermentador, las botellas y los utensilios hasta que desaparezca el olor a lejía. Esto ayudará a evitar que se produzcan olores o sabores extraños en su cerveza.
Mezcle una cucharada de blanqueador en un galón de agua. De nuevo, una vez que lo mezcle, lo utilizará de la misma manera que lo haría normalmente para desinfectar. Con este también recomendamos dar todo un ligero enjuague una vez que se han cubierto en la solución. El Oxy Clean Free tiene un desglose químico similar al de nuestro limpiador sin enjuague Mr. Beer, pero como no es de grado alimentario, le sugerimos que lo enjuague para estar seguro.

Cómo limpiar el fermentador de plástico

No se puede decir lo suficiente sobre la higiene en la fabricación de cerveza. La buena cerveza se consigue cuando se utiliza la levadura que se desea sin que entren otras levaduras o bacterias a hacer una fiesta en el mosto a costa suya (y de una cerveza con mal sabor).
Hay una diferencia entre lo que se denomina limpio y desinfectado. Limpio significa que se han eliminado los trozos, los restos y la decoloración del equipo. Desinfectado significa que se han eliminado todas las bacterias que puedan estar creciendo en el equipo. En caso de duda, desinféctelo.

Higienizar las botellas de cerveza en el horno

El saneamiento es fundamental para elaborar una buena cerveza en casa. Incluso la más mínima contaminación de la cerveza en fermentación o terminada puede arruinar un lote perfectamente bueno. Esta semana, echamos un vistazo a las buenas técnicas de saneamiento para los cerveceros caseros.
Todo lo que entre en contacto con el mosto o la cerveza después de su ebullición debe lavarse y desinfectarse. Los elementos utilizados antes de la ebullición deben lavarse, pero no es necesario desinfectarlos, ya que la ebullición del mosto los desinfectará.
El lavado es simplemente el acto de eliminar el polvo, la suciedad y la mugre de su equipo. La desinfección del equipo es un paso separado para eliminar las bacterias y los microorganismos restantes que puedan persistir después del lavado. Un lavado a fondo es un precursor de la desinfección, ya que los agentes desinfectantes por sí solos no podrán eliminar la suciedad y los depósitos acumulados en el equipo que albergan bacterias.
Un buen detergente antibacteriano suave es un buen agente de limpieza primario. Una esponja o un cepillo para fregar ayudarán a eliminar los depósitos, aunque hay que tener cuidado de no utilizar productos abrasivos en el plástico, ya que tienden a rayar y agujerear el plástico, creando un hogar para los microorganismos.

Entradas relacionadas