Esterilizar material sanitario desechable

Esterilizar material sanitario desechable

Limpieza y desinfección de equipos médicos

En el mundo actual, la seguridad del paciente es la principal preocupación en todas las etapas de la cadena de suministro de envases médicos. El uso de dispositivos preesterilizados o kits diseñados para un solo uso es una forma eficaz de garantizar la limpieza del dispositivo médico que se utiliza.    Los plásticos son un material ideal para los envases de un solo uso por su versatilidad, su ligereza, su sostenibilidad y su capacidad para soportar las duras técnicas de esterilización necesarias para destruir bacterias y patógenos peligrosos.
La descontaminación efectiva mediante el uso de sofisticadas técnicas de esterilización es un paso clave para prevenir la introducción o transmisión de organismos patógenos y enfermedades potencialmente peligrosas al dispositivo médico y, a su vez, al paciente.  A través de una sofisticada esterilización, se eliminan o destruyen todos los organismos vivos, incluidas las formas resistentes como las esporas bacterianas o fúngicas, lo que ayuda a reducir el riesgo de infecciones asociadas a la atención sanitaria y la propagación de enfermedades. Hay una variedad de técnicas de esterilización utilizadas habitualmente en la industria médica para los dispositivos médicos desechables de un solo uso.

Directrices para la reutilización de productos sanitarios de un solo uso

Actualmente estamos implementando mejoras en todo nuestro sitio web. Si no encuentra el producto o la información que necesita, llámenos al (888) 345-4858 para hablar del producto u obtener más información.
La esterilización del equipo es un elemento vital de la atención médica moderna, ya que los pacientes entran en contacto con instrumentos quirúrgicos, jeringuillas y vendajes todo el tiempo. Para garantizar la seguridad médica de sus pacientes, de los profesionales médicos y del medio ambiente, debe utilizar los equipos médicos de forma segura, lo que incluye mantenerlos limpios y esterilizados. Es necesario limpiar a fondo y de forma eficaz estos importantes equipos para evitar la posibilidad de que las enfermedades se transmitan de un paciente a otro.
En los procedimientos invasivos, hay contacto entre las membranas mucosas o el tejido estéril de un paciente y un instrumento quirúrgico o dispositivo médico. Un riesgo importante de este tipo de procedimientos es la introducción de microbios patógenos, que pueden provocar una infección. Cuando no se desinfecta o esteriliza adecuadamente el equipo médico, aumenta el riesgo de infección debido a la ruptura de las barreras del huésped.

Política sobre productos sanitarios de un solo uso

Cada día son más los profesionales sanitarios que cambian los instrumentos reutilizables por los desechables de un solo uso. Hay varias razones por las que esta tendencia está creciendo, y seguirá creciendo en los próximos años.
Los instrumentos reprocesados y mal limpiados suponen una auténtica amenaza para los pacientes. Dicho sin rodeos, ¿le gustaría tener en su cuerpo un coágulo de sangre, tejido muerto o residuos óseos de otra persona? Algunos instrumentos, como los laparoscópicos y endoscópicos, tienen partes móviles y sofisticadas que son difíciles de limpiar. Incluso después de seguir minuciosamente las instrucciones del fabricante, pueden alojarse restos humanos microscópicos en los dispositivos médicos. Aparentemente, el conocido proceso de limpieza y desinfección en autoclave no ha evolucionado en paralelo a la tecnología de los dispositivos médicos. En consecuencia, operar con instrumentos mal limpiados supone para los pacientes un alto riesgo de infecciones del sitio quirúrgico (SSI), infecciones asociadas a la atención sanitaria (HAI) y contaminación cruzada. Los instrumentos desechables se esterilizan y se empaquetan individualmente. Están pensados para un solo uso y luego se desechan.

Ejemplos de productos sanitarios de un solo uso

Cada día son más los profesionales sanitarios que cambian los instrumentos reutilizables por los desechables de un solo uso. Hay varias razones por las que esta tendencia está creciendo, y seguirá haciéndolo en los próximos años.
Los instrumentos reprocesados y mal limpiados suponen una auténtica amenaza para los pacientes. Dicho sin rodeos, ¿le gustaría tener en su cuerpo un coágulo de sangre, tejido muerto o residuos óseos de otra persona? Algunos instrumentos, como los laparoscópicos y endoscópicos, tienen partes móviles y sofisticadas que son difíciles de limpiar. Incluso después de seguir minuciosamente las instrucciones del fabricante, pueden alojarse restos humanos microscópicos en los dispositivos médicos. Aparentemente, el conocido proceso de limpieza y desinfección en autoclave no ha evolucionado en paralelo a la tecnología de los dispositivos médicos. En consecuencia, operar con instrumentos mal limpiados supone para los pacientes un alto riesgo de infecciones del sitio quirúrgico (SSI), infecciones asociadas a la atención sanitaria (HAI) y contaminación cruzada. Los instrumentos desechables se esterilizan y se empaquetan individualmente. Están pensados para un solo uso y luego se desechan.

Entradas relacionadas