Esterilizar mamadera en microondas

Esterilizar mamadera en microondas

Microondas tommee tippee…

El embarazo y el parto son una experiencia que entrelaza agonía y éxtasis. De repente, te encuentras a cargo de un pequeño y vulnerable ser humano al que has protegido hasta ahora en tu vientre. Ahora, expuesto al mundo exterior, es vulnerable a muchas cosas. El sistema inmunitario de tu bebé se desarrolla lentamente y necesita estar protegido de cualquier bacteria y otras sustancias nocivas que entren en su cuerpo. Por ello, hay que esterilizar todo aquello a lo que el niño tenga acceso y que pueda llevarse a la boca. Lee este post para conocer la mayoría de las cosas que los padres deben saber sobre la esterilización de los biberones.
Es fundamental tener el máximo cuidado con lo que entra en la boca del bebé, ya que la boca es el principal punto de entrada al organismo. La esterilización ayuda a eliminar estos microbios y a limpiar el biberón en profundidad.
Los biberones deben esterilizarse a diario para limpiarlos a fondo y matar cualquier bacteria o virus que crezca en su interior. Hay que tener bastantes biberones de repuesto, y todos ellos deben ser esterilizados antes de utilizarlos.

Ver más

La esterilización de frascos y botellas es esencial cuando se trata de conservar mermelada, chutney o salsas durante mucho tiempo. Hay varias formas de esterilizar los tarros: hirviéndolos, calentándolos en el horno, lavándolos en el lavavajillas o en el microondas.
Hay que esterilizar todos los tarros y frascos que se utilicen para almacenar alimentos, incluso si son nuevos. Cualquier cosa que tenga una tapa hermética preserva los alimentos en su interior, protegiéndolos de las bacterias fuera del tarro, pero si no se ha esterilizado correctamente, podrías estar atrapando bacterias dañinas en su interior.
La esterilización de un tarro no sólo impide la proliferación de bacterias que estropean los alimentos, sino que también prolonga su vida útil. En un tarro correctamente esterilizado, las conservas, mermeladas y salsas deberían durar hasta 6 meses en un lugar fresco y seco, pero compruebe las recetas individuales para obtener información precisa sobre la vida útil.
Las bacterias reducen rápidamente la vida útil de los alimentos y pueden ser peligrosas para quienes los consumen. Por lo tanto, es un paso muy importante que no debe saltarse, pero afortunadamente no es tan difícil.

Cómo esterilizar los biberones y las tetinas

Esterilizar el biberón del bebé es un paso adicional de limpieza que puede ayudar a eliminar el exceso de gérmenes que aún persisten después del lavado. Aprende cuándo debes esterilizar el biberón y los diferentes métodos de esterilización de biberones que aprueban los CDC.
Pero incluso después de lavar el biberón del bebé, hay un paso adicional que a veces puede ser necesario para mantener los biberones inmaculados. Ese paso es la esterilización del biberón, que suele consistir en utilizar agua muy caliente o vapor para eliminar los gérmenes persistentes en el biberón.
Sin embargo, la frecuencia de la esterilización depende de ti, y no siempre es necesario esterilizar el biberón. Si tu casa tiene acceso a agua municipal limpia y tratada, no necesitarás esterilizar el biberón muy a menudo.
De hecho, si tu bebé está sano y ya has desinfectado el biberón por primera vez, probablemente no debas esterilizarlo con demasiada frecuencia. Esterilizar con demasiada frecuencia podría dañar el biberón.
Cuando tu bebé tiene menos de 3 meses: Los bebés menores de 3 meses tienen un sistema inmunitario especialmente frágil. Por ello, los CDC afirman que desinfectar los biberones del bebé con regularidad es «especialmente importante» a esta edad. Cuando el bebé tenga más de 3 meses, puedes dejar de esterilizar su biberón con regularidad si no tiene otros problemas de salud.

Cómo esterilizar los biberones sin un esterilizador

Un bebé es extremadamente vulnerable y puede infectarse fácilmente por las cosas de su entorno. El entorno puede desempeñar un papel importante en la salud de tu bebé. Por lo tanto, es vital que todas las cosas a las que tiene acceso tu bebé sigan siendo seguras para su uso.
Los bebés suelen tener la costumbre de llevarse a la boca todo lo que consiguen. Los biberones son una de las cosas que siempre utiliza el bebé. Los gérmenes y otros microorganismos se introducen en el cuerpo del bebé a través de la boca. Un simple lavado con agua y jabón no es suficiente para que el biberón sea seguro para su uso. La esterilización es muy importante para asegurarse de que tu bebé utiliza un biberón libre de gérmenes.
El proceso de hacer que los productos para bebés, como los biberones sin EA, las tetinas, los chupetes y los juguetes o anillos de dentición, sean seguros para su uso calentándolos en agua hirviendo o en un microondas es la esterilización. El uso de una máquina esterilizadora, el microondas, el agua caliente, la ebullición o la cocción al vapor son métodos igualmente eficaces para esterilizar cualquier cosa que use tu bebé.

Entradas relacionadas