Esterilizar acero inoxidable cocina

Esterilizar acero inoxidable cocina

Limpiador de acero inoxidable

El acero inoxidable supone un reto mayor que otros acabados porque muestra fácilmente las huellas de los dedos y las rayas. Además, hay diferentes tipos de acero inoxidable, por lo que tendrá que experimentar con cualquier limpiador de acero inoxidable antes de dar con el que mejor funcione para su electrodoméstico concreto. Si tiene varios electrodomésticos de acero inoxidable, es posible que cada uno requiera una rutina de limpieza diferente.
Fíjese bien en su acero inoxidable y busque el grano. Humedezca el paño de microfibra con vinagre y frote con el grano para eliminar la suciedad, la grasa y la mugre. Deja secar el vinagre y humedece el otro paño de microfibra con aceite de oliva. Trabaje el aceite frotando con el grano. Este sencillo procedimiento limpiará, protegerá y dará brillo a su acero inoxidable de forma rápida y sencilla.
Diluya una cucharadita de líquido para vajillas en un litro de agua tibia. Humedezca su paño de microfibra con la solución y limpie con el grano. Mezcle una cucharadita de detergente para vajilla con un litro de agua. Humedezca una toalla de microfibra limpia con agua tibia y limpie los residuos. Deje que se seque el acabado y aplique el aceite de bebé, siguiendo el hilo.

Cómo limpiar los electrodomésticos de acero inoxidable con bicarbonato de sodio

Ya sea una cacerola o el fregadero de la cocina, la mayoría de nosotros tiene al menos un artículo de acero inoxidable en casa; la combinación de practicidad y un atractivo acabado cepillado lo hace perfecto para el uso diario. Sin embargo, a pesar de su nombre, el metal puede perder su brillo y mancharse y ensuciarse si no se cuida adecuadamente. Si no sabe qué solución utilizar, compre un limpiador como el Jif Multipurpose Cleaner para asegurarse de que sus ollas, sartenes y electrodomésticos mantienen su brillo.
No es necesario utilizar productos químicos agresivos para limpiar el acero inoxidable. De hecho, evite las soluciones que contengan lejía o algo abrasivo, ya que pueden causar más daños. Intente siempre limpiar o fregar en el sentido de la veta -en lugar de con movimientos circulares- para mantener el acabado cepillado. No olvide llevar ropa protectora y mantener bien ventilada la zona en la que está limpiando.
El acero inoxidable es un material muy utilizado en la cocina debido a su resistencia general al calor y la corrosión, así como a su buen nivel de resistencia a las manchas. Por lo general, el cromo del acero inoxidable reacciona con el oxígeno del aire y forma una película protectora que evita problemas como la oxidación y reduce el riesgo de marcas permanentes. Sin embargo, si la superficie del acero está recubierta de grasa o suciedad, esta reacción no puede producirse y el acero es más vulnerable a la corrosión y el desgaste.

Cómo limpiar el acero inoxidable sin rayarlo

El acero inoxidable es una encimera común que se ve especialmente en una cocina comercial. Además, aguantan bien el calor y son súper resistentes. Estas encimeras también son populares en las cocinas residenciales. Estas encimeras metálicas tienen un aspecto moderno y pulido, pero incluso pueden dañarse y empezar a parecer desgastadas si no se cuidan adecuadamente. Echa un vistazo a algunos de los pros y contras de tener encimeras de acero inoxidable y cómo limpiar y mantener esas superficies metálicas.
Para limpiar el acero inoxidable, lávelo con agua y un paño de limpieza de microfibra. Para las manchas más difíciles, añada unas gotas de jabón para platos. Para limpiar y dar brillo, puede utilizar un limpiacristales en las superficies de acero inoxidable. Los fabricantes también fabrican limpiadores específicos para acero inoxidable. Asegúrese de enjuagar completamente cualquier limpiador de la superficie y secar para evitar que se formen manchas de agua en la superficie.
Como las encimeras de acero inoxidable suelen ser de una sola pieza, no hay costuras que puedan albergar trozos de comida o gérmenes. Siempre que se limpien adecuadamente, no habrá óxido, corrosión u otras manchas que tratar.

Cómo esterilizar instrumentos de acero inoxidable

Combatir las bacterias y tratar las heridas son tareas cotidianas del alcohol de quemar, pero quizá le sorprenda saber que este antiséptico tan eficaz es tan útil en casa como en la consulta del médico. Así que desempolva esa botella de alcohol para fricciones que tienes en el botiquín y ponla a trabajar con estos sorprendentes usos alternativos.
Cuando las temperaturas descienden durante la noche, es de esperar que haya escarcha en el parabrisas por la mañana. En lugar de quitarla con rascadores de hielo o descongelantes comerciales, prueba este tratamiento de bricolaje. Coloca una tapa de spray en una botella de alcohol y cubre el parabrisas invernal. Después de rociar bien el cristal, observa cómo se derrite el hielo, dejándote un parabrisas sin escarcha y un brillo sin rayas.
El parabrisas no es la única superficie de cristal donde le gusta acechar a Jack Frost. Protege las ventanas de tu casa de lo peor del invierno lavándolas con un paño de microfibra empapado en una solución de media taza de alcohol y un cuarto de agua. Esta combinación de limpieza cumplirá una doble función al eliminar la suciedad y evitar que la escarcha se acumule en las ventanas.

Entradas relacionadas