Como esterilizar caucho en laboratorio

Como esterilizar caucho en laboratorio

El método de esterilización de los artículos de goma es el autoclave

El método preferido para esterilizar los equipos y herramientas de laboratorio es el autoclave. Los aparatos básicos de autoclave, muy similares a una olla a presión, utilizan una combinación de calor, presión y vapor para esterilizar los materiales de laboratorio, tanto de vidrio como de plástico. El calor del vapor mata las bacterias, los gérmenes y otras esporas que son simplemente resistentes al agua hirviendo y al jabón. Por lo tanto, la esterilización en autoclave es la forma más eficaz de controlar los niveles microbianos de los aparatos de laboratorio, como los contenedores, las tapas de las botellas y el instrumental médico.
En cuanto a los equipos científicos de plástico, no todos los plásticos son aptos para ser esterilizados en autoclave. Los productos compuestos por fluoropolímeros como el teflón, el FEP y el ETFE, el polipropileno y sus copolímeros son seguros para ser esterilizados en autoclave repetidamente, mientras que los materiales de policarbonato pueden romperse después de varios ciclos. Para las resinas como el PET, el PETG, el LDPE y el HDPE se requiere una esterilización por separado con gas de óxido de etileno.
El vidrio, que generalmente se considera seguro para la esterilización en autoclave, debe ser esterilizado con ciertas precauciones. Por ejemplo, cuando se esterilizan botellas de vidrio de laboratorio junto con sus tapas, se puede evitar la explosión de la botella aflojando las tapas. Otra práctica común es colocar un papel de aluminio con cinta de autoclave dentro de la botella para mantenerla estéril. La cinta se vuelve negra, lo que también funciona como indicador de que la botella está esterilizada. En comparación con el resto de la cristalería, el borosilicato es el que soporta el mayor esfuerzo de autoclavado.

Esterilización de guantes de goma ppt

ResumenDe todos los métodos disponibles para la esterilización, el calor húmedo en forma de vapor saturado bajo presión es el más utilizado y el más fiable. La esterilización por vapor no es tóxica, es barata 826, es rápidamente microbicida, esporicida y calienta y penetra rápidamente en los tejidos (Tabla 6) 827. Como todos los procesos de esterilización, la esterilización por vapor tiene algunos efectos nocivos sobre algunos materiales, como la corrosión y la combustión de los lubricantes asociados a las piezas de mano dentales212; la reducción de la capacidad de transmisión de la luz asociada a los laringoscopios828; y el aumento del tiempo de endurecimiento (5,6 veces) con los yesos 829.
El principio básico de la esterilización por vapor, tal y como se lleva a cabo en un autoclave, consiste en exponer cada artículo al contacto directo del vapor a la temperatura y presión requeridas durante el tiempo especificado. Por lo tanto, hay cuatro parámetros de esterilización por vapor: vapor, presión, temperatura y tiempo. El vapor ideal para la esterilización es el vapor saturado seco y el agua arrastrada (fracción de sequedad ≥97%).813, 819 La presión sirve como medio para obtener las altas temperaturas necesarias para matar rápidamente los microorganismos. Se deben obtener temperaturas específicas para asegurar la actividad microbicida. Las dos temperaturas comunes de esterilización por vapor son 121°C (250°F) y 132°C (270°F). Estas temperaturas (y otras temperaturas altas)830 deben mantenerse durante un tiempo mínimo para matar los microorganismos. Los períodos mínimos de exposición reconocidos para la esterilización de suministros sanitarios envueltos son 30 minutos a 121°C (250°F) en un esterilizador de desplazamiento por gravedad o 4 minutos a 132°C (270°F) en un esterilizador de prevacío (Tabla 7). A temperaturas constantes, los tiempos de esterilización varían según el tipo de artículo (por ejemplo, metal frente a goma, plástico, artículos con lúmenes), si el artículo está envuelto o sin envolver y el tipo de esterilizador.

Cómo empaquetar los guantes de goma antes de guardarlos para su esterilización

Este artículo contiene contenido que está escrito como un anuncio. Por favor, ayuda a mejorarlo eliminando el contenido promocional y los enlaces externos inapropiados, y añadiendo contenido enciclopédico escrito desde un punto de vista neutral. (Octubre de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Autoclave de residuos» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (mayo de 2011) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Un autoclave de residuos es una forma de tratamiento de residuos sólidos que utiliza el calor, el vapor y la presión de un autoclave industrial en el procesamiento de los residuos. Los autoclaves de residuos procesan los residuos en lotes o en procesos de flujo continuo. En los procesos por lotes, se bombea vapor saturado en el autoclave a temperaturas de alrededor de 160 °C.[1] La presión del vapor en el recipiente se mantiene hasta 6 bares (calibre) durante un período de hasta 45 minutos para permitir que el proceso «cocine» completamente los residuos. El proceso de autoclave proporciona una tasa muy alta de eliminación de patógenos y virus, aunque los productos fibrosos que salen del proceso son susceptibles a las bacterias y los hongos, ya que tienen un alto contenido de almidón, celulosa y aminoácidos. Cuando se diseña para esterilizar residuos que contienen principalmente líquidos, un autoclave de residuos se conoce como sistema de descontaminación de efluentes.

El mejor método de esterilización de productos de goma

Los cierres farmacéuticos utilizados en entornos asépticos deben introducirse en estado estéril. Los métodos más comunes para esterilizar los cierres de goma (por ejemplo, los tapones) son el autoclave (vapor saturado) y la irradiación gamma. Ambos métodos pueden influir en las propiedades químicas (por ejemplo, el perfil de extraíbles) y físicas/funcionales (por ejemplo, las fuerzas de rotura y extrusión). Por lo tanto, es importante elegir el método adecuado.
Para los componentes estériles de Westar RU, la garantía es un nivel de esterilidad (SAL) de 10-6 o mejor, es decir, la probabilidad de contaminación microbiana no es mayor que un componente por cada millón (Guidance for Industry: Container Closure System Integrity Testing Lieu of Sterility Testing as a Component of the Stability Protocol for Sterile Products – https://www.fda.gov/RegulatoryInformation/Guidances/ucm146074.htm)
Los componentes de Westar RS deben ser esterilizados por la empresa farmacéutica. West suele recomendar la esterilización en autoclave: (a) un ciclo de vapor a una temperatura mínima de 121,1°C (sin superar los 123°C) durante un máximo de 60 minutos, seguido de (b) un ciclo de secado a 105°C durante un máximo de 8 horas. Para determinadas aplicaciones, la irradiación gamma puede ser la opción más adecuada. Sea cual sea el método utilizado, la empresa farmacéutica debe asegurarse de que los componentes esterilizados cumplen las normas de esterilidad y compendio (USP <381> y EP 3.2.9).

Entradas relacionadas