Bulto despues de esterilizar gata

Bulto despues de esterilizar gata

Fotos de hematomas tras la esterilización

Su gato o gatito necesitará cuidados especiales durante la recuperación de la cirugía. Por favor, mantenga a su gato en un lugar cálido, tranquilo y seguro dentro de casa esta noche, lejos de otros animales domésticos, de los niños y de las actividades de la casa. Mantenga a su gato alejado de las escaleras hasta que esté completamente despierto.  Asegúrese de que su gato tenga fácil acceso a una caja de arena. Vigile a su gato cuidadosamente para detectar cualquier problema potencial.
Restrinja la actividad de su gato durante los 7 días siguientes a la cirugía. Evite que corra, salte, trepe y persiga juguetes. Una actividad excesiva puede provocar la hinchazón de los tejidos, la acumulación de líquido bajo la incisión o la apertura de la misma. Estas condiciones pueden o no requerir una cirugía adicional a su cargo.
Esta noche, puede ofrecer a su gato una pequeña cantidad de comida y agua y una caja de arena. No se alarme si su gato tiene poco o ningún apetito. Recuerde que su gato acaba de ser operado. El apetito de su gato debería volver a la normalidad mañana.
Algunos gatos tardan más en recuperarse que otros debido a la edad, el peso o el metabolismo. Su gato puede estar aturdido durante el resto de la noche, pero mañana debería actuar con normalidad. Se han aplicado lágrimas artificiales a los ojos de su gato antes de la cirugía para protegerlos de la desecación durante la anestesia. Llame al veterinario de MN SNAP al número indicado abajo si su gato no parece normal después de 24 horas.

Seroma del gato después de la esterilización

Mientras acaricia a su gato, nota un bulto blando en su vientre. ¿Podría tener una hernia? Las hernias en los gatos son relativamente infrecuentes, pero pueden ocurrir. La buena noticia es que las hernias se tratan fácilmente con cirugía, y si su gato nació con una hernia, puede repararse durante una esterilización. Esto es lo que debe saber sobre esta enfermedad.
Una hernia se produce cuando hay un agujero anormal en la pared muscular del abdomen o del diafragma. La grasa o los órganos internos pueden sobresalir a través del orificio, causando un bulto blando perceptible desde el exterior. La clásica hernia del gato se localiza sobre la zona donde estaría el ombligo de su gato. Normalmente el bulto no es doloroso, y puede desaparecer si se presiona suavemente. Si esto ocurre, es porque la hernia es reducible, lo que significa que el contenido de la hernia puede volver a introducirse en el cuerpo. No todas las hernias son reducibles.
Una hernia de gato no suele poner en peligro la vida del animal. Sin embargo, en raras ocasiones, los órganos internos, como los intestinos, pueden sobresalir a través de la abertura de la pared muscular. Si esto corta el suministro de sangre a un órgano, puede ser mortal.

Fotos de la cicatrización de la esterilización del gato

Un bulto o inflamación postoperatoria en el lugar de la cirugía puede significar varias cosas. Lo primero es lo primero: si ve un bulto cerca del lugar de la cirugía de su gato, debe ponerse en contacto con su veterinario lo antes posible. Su veterinario es la mejor fuente de consejos sobre salud felina.
Dado que la cirugía implica un corte en los tejidos sanos, es obvio que requiere cierta cicatrización posterior. Es de esperar que se produzca cierta hinchazón en la incisión mientras el cuerpo se cura. Sin embargo, una hinchazón importante no es normal y requiere atención inmediata.
Si ve un pequeño bulto en un extremo de la incisión puede ser simplemente el nudo de las suturas. Si su gato tiene puntos visibles, sólo está viendo la capa exterior. El cierre quirúrgico implica varias capas. Primero, el veterinario sutura la pared del cuerpo. A continuación, se cierra el tejido conectivo y la grasa entre la pared corporal y la piel. El cierre de la piel es la última capa y puede hacerse de forma que ni siquiera se vean los puntos de sutura (puede utilizarse pegamento tisular para ayudar a cerrar la piel aquí). Sin embargo, las suturas deben asegurarse en su lugar. Los veterinarios lo hacen atando un nudo. A menudo, este nudo se entierra para mantenerlo fuera del alcance de un gato que se acicala. Bajo la piel, este nudo puede parecer un bulto preocupante. Sin embargo, no es

Seroma o hernia después de la esterilización del gato

La esterilización es un proceso normal en la crianza de un animal de compañía, en concreto, del gato, en el sentido de que ayuda a controlar la población de la mascota a la vez que previene posibles problemas médicos y de comportamiento, permitiéndole llevar una vida sana. Sin embargo, no todos los casos de esterilización dejan a su gato en un estado completamente normal. Puede desarrollar reacciones negativas a la esterilización, como la aparición de bultos cerca de la zona de la incisión. Lo que hay que hacer es informarse sobre los bultos de la incisión de la esterilización de la gata para encontrar las soluciones adecuadas.
La esterilización de la gata, o castración de la hembra, es una operación quirúrgica destinada a extirpar el aparato reproductor de las gatas, que suele llevar a cabo un veterinario. Los órganos que se extraen son los ovarios, el útero y el sistema de Falopio. Casi todas las gatas deben recibir este tratamiento para que la población felina pueda mantenerse bajo control. Además, el comportamiento de las gatas puede modificarse y las enfermedades genéticas felinas pueden permanecer bajo control, manteniendo así la salud general de las gatas. Aunque la esterilización es un procedimiento habitualmente seguro, pueden surgir algunas complicaciones en la castración de las gatas. Depende en gran medida de la técnica del veterinario, de los materiales de sutura utilizados y de los propios antecedentes médicos del paciente. Tenga en cuenta los posibles síntomas antes de someterse a esta operación.

Entradas relacionadas